El Mejor Servicio de Hosting
Powered by MaxBlogPress 

6 respuestas a “Voto Blanco La Evolución Mexicana”

  1. Felíx Arredondo

    El Voto Blanco o Voto Nulo
    Es una opción que ya se ve como una vía para manifestar la inconformidad y el rechazo a los políticos de todos los partidos, de todos los colores.

    Es un movimiento en el que se advierte desde ya un nuevo despertar de las conciencias a lo largo y ancho del país.
    Es un fenómeno inédito. Algo grande que se gestó desde hace tiempo y que hoy está por germinar.
    Y es que el sistema político mexicano nos ha demostrado que es imposible avanzar si seguimos atrapados en sus fundamentos de corrupción, impunidad y cerrazón.

    La corrupción invadió a todos los partidos y a casi todos los políticos como un cáncer mortal.

    El sistema está ahogando nuestras vidas, nuestras esperanzas, nuestros sueños, y también los de nuestros hijos.
    En los últimos nueve años, la impunidad dejó de ser una gracia que se concedía por conveniencia de los poderosos en turno, para convertirse en una especie de garantía y derecho de todos los políticos.

    Todo esto nos ha llevado a vivir prisioneros del miedo que trae consigo la inseguridad, el abuso de autoridad y la prepotencia.
    Todo esto nos ha llevado a no tener acceso a la verdad. A no saber. A ocupar los últimos lugares en el acceso a Internet y a dilapidar recursos en construir, en pleno siglo 21, bibliotecas tan obsoletas como la “José Vasconcelos”.
    Todo esto nos ha llevado a estar sometidos y a someter a nuestros hijos a los caprichos de una mujer que se ha adueñado, casi para la eternidad, del sistema educativo y de una buena parte del gobierno.
    Sin embargo, parece que el invierno de las conciencias está a punto de terminar. Todo indica que se está dando un nuevo despertar, espontáneo y simultáneo, en millones de conciencias.
    Que el 5 de julio podría comenzar la primavera de la libertad mexicana. Para algunos será la consecuencia de una evolución, la Evolución Mexicana. Para otros será el principio de otra revolución, la Revolución Blanca.

    LA EVOLUCIÓN DEL ABSTENCIONISMO

    El porcentaje de abstencionismo ha ido en aumento en las últimas cuatro elecciones intermedias.

    Mientras que en 1991, a la mitad del sexenio de Carlos Salinas, el abstencionismo fue de 33 por ciento, en 1997, con Ernesto Zedillo, pasó a 42 por ciento.
    En el año 2000, cuando ganó Fox, cualquiera hubiera apostado que las cosas cambiarían.
    Se suponía que la democracia había llegado a México, pero el desencanto que provocó el “gobierno del cambio” fue tan grande, que el abstencionismo subió hasta 58 por ciento en 2003.
    El PAN sufrió un revés significativo, y el PRI se convirtió en la primera minoría en la Cámara de Diputados.
    Para las elecciones de este año, las cosas no han mejorado. Al contrario.
    Diversos estudios revelan que la gente está tan molesta con el estado actual de las cosas, que el porcentaje de los que se abstendrán o anularán su voto podría llegar a ubicarse en 70 por ciento.

    ¿POR QUÉ SE HA ALEJADO EL CIUDADANO?

    La gente está irritada, molesta, inconforme, escéptica y decepcionada de la clase política y de los gobiernos.

    No importa a qué partido pertenezcan. Para los ciudadanos, todos los políticos parecen estar cortados con la misma tijera.
    No importa si ocupan altos o modestos cargos. No importa si son funcionarios del gobierno federal, del estatal o del municipal. Tampoco hace diferencia el que sean senadores, diputados, jueces o dirigentes de parido.
    Para los ciudadanos, todos son iguales. Incluso los funcionarios de organismos “autónomos” como el IFE o el Banco de México.

    Para los ciudadanos, la mayoría miente, simula, se enriquece, se tapa, protege y se protege.
    Los políticos brincan como chapulines de un partido a otro. Hoy pueden ser priistas y amanecer mañana como panistas.

    Y si les conviene, tienen otras cinco opciones, por lo menos. Pueden pasar a ser perredistas, o petistas, o ecologistas, o panalistas.

    La transición política de 2000 fracasó. Ni siquiera hubo alternancia.
    Emilio Gamboa, Francisco Labastida y Carlos Romero Deschamps obtuvieron su certificado de impunidad. Se concedió la libertad al “Chapo” Guzmán y Raúl Salinas.
    Elba Esther Gordillo se “empoderó” con Marta, la compañera de un Vicente Fox que vacunó al sistema y fortaleció la cadena de complicidades y encubrimientos.

    [Reply]

  2. anonimo lo recibi por e-mail

    El objetivo de nuestro movimiento, es propiciar el desarrollo de una mejor cultura democrática en México como requisito para darnos mejores gobiernos ante la evidencia de descontento ciudadano por las conductas y malos resultados de los partidos y sus diferentes candidatos.
    Por lo que hemos acordado activar un movimiento ciudadano durante el actual proceso electoral con el fin de proponer formas de participación que promuevan la asistencia a las urnas votando de forma que se haga patente el descontento hacia el sistema.

    En este colectivo, trabajaremos para convencer a todos aquellos ciudadanos que se abstienen de votar como signo de protesta ante el sistema, para que cambien su actitud y asistan a las urnas anulando su voto, lo cual es por el momento la única forma medible de expresar rechazo al actual sistema político, ya que los votos anulados deben de ser contabilizados y reportados en los resultados de las elecciones.

    Expresamos con la anulación de nuestro voto que nuestro claro rechazo es al sistema de partidos y de ninguna manera a la democracia, a la cual queremos ver crecer. Nuestro trabajo será promover el uso del voto de manera alternativa, logrando así bajar los altos niveles de abstencionismo que tanto dañan a la democracia, ya que el “no voto”, también es un derecho, como parte de la libertad de votar.
    Respetamos a todos aquellos que están convencidos por alguno de los partidos y sus candidatos y los animamos a votar y trabajar por ellos.
    Estamos seguros de que los resultados de las elecciones no cambiarán porque cada partido recibirá los votos de los ciudadanos a los que han convencido.
    Lo que esperamos con un elevado número de votos cancelados es confrontar al sistema político con la realidad de que un gran número de ciudadanos no votan porque no creen en ellos y no porque sean ciudadanos indiferentes como nos pueden califican.
    Hacia dentro de nuestra organización, se debate si el “no-voto” es un derecho, como parte de la libertad de votar.
    Quienes preferimos anular nuestro voto, insistimos en que no deseamos mandar el mensaje de la apatía, sino de rechazo activo y deliberado a todos los partidos. También informaremos a la ciudadanía la posibilidad de participar sufragando por un candidato no registrado, que es equivalente a anular el voto, algo aceptado por nuestro sistema electoral como legal y legítimo, pues incluso la boleta reserva un espacio para dicha opción.
    VOTA POR NADIE será nuestra frase de campaña e invitamos a toda persona u organización que por cualquier razón quiera apoyar esta propuesta, a que nos contacte para sumarnos en la acción e intercambiar ideas. Igualmente a los medios de comunicación, para que se nos brinden los espacios para discutir nuestra visión Si Crees que un partido cumple con lo que es bueno para ti, vota por ellos, de lo contrario

    VOTA POR NADIE !!!, anula tu boleta, pero ve a votar !!

    [Reply]

  3. Por Jaime Sánchez Susarrey

    ¿Por qué?

    Por Jaime Sánchez Susarrey

    La agenda de la siguiente legislatura no debe quedar en manos de la misma clase política, timorata, irresponsable, baquetona y mediocre

    Voy a anular mi voto porque me parece inaceptable que el IFE les otorgue este año 3 mil 600 millones de pesos a los partidos políticos. Para los políticos profesionales la crisis no existe y el ajuste del cinturón es una práctica buena para los ciudadanos y las empresas, pero inaplicable a ellos porque trabajan por… la patria. ¿Ok?

    Voy anular mi voto porque me parece escandaloso que el Partido Verde (propiedad de la familia González Torres), el Partido del Trabajo (encabezado por un maoísta trácala), Convergencia (negocio de Dante Delgado), Nueva Alianza (feudo de la maestra Gordillo) y el Partido Socialdemócrata reciban este año mil 300 millones de pesos.

    Voy a anular mi voto porque estoy harto de escuchar los spots-basura de todos y cada uno de los partidos políticos. La vacuidad y pobreza de esos mensajes contrasta con la pretenciosa definición de los partidos como “organizaciones de interés público”. La simulación y la mentira no pueden ser el santo y la seña de nuestra Constitución.

    Voy a anular mi voto porque me parece de un cinismo descomunal que quienes ofrecieron “desespotizar” las campañas políticas nos estén bombardeando con 23 millones 400 mil spots. Si la participación el 5 de julio ronda los 30 millones y de esos 4 y medio millones anulan su voto, los electores que sufraguen por los partidos sumarán poco más de 25 millones, esto es, tendríamos, casi, una correlación de un elector por un spot.

    Voy a anular mi voto porque el artículo 41 de la Constitución viola el derecho a la información de todos los ciudadanos al impedir el debate y la confrontación de ideas entre partidos y candidatos. La legislación es tan efectiva y sofisticada que el único debate que se estaba gestando entre el PRI y el PAN lo echó abajo el IFE enarbolando el principio de equidad.

    Voy a anular mi voto porque el artículo 41 viola el derecho a la libertad de expresión de todos los ciudadanos. Mientras los partidos nos tapizan de basura con spots llenos de promesas vacuas o absurdas -como bajar el precio de la gasolina-, quienes están a favor de la anulación del voto tienen prohibido contratar espacios en radio y televisión para explicar y promover su movimiento. Si esto no es un atentado contra el derecho a la libertad de expresión, entonces qué es.

    Voy a anular mi voto porque el IFE se ha convertido en el gran censor de la vida pública y no sólo durante las campañas políticas. Lo mismo censura a López Obrador por autonombrarse “presidente legítimo” que saca del aire un spot del PAN por definir como violentos a los partidos políticos, leales al rayito de esperanza, que tomaron la tribuna del Congreso.

    Voy a anular mi voto porque si las cosas continúan como van y los partidos siguen haciendo lo que les venga en gana, pasarán a censurar internet. Ya ha ocurrido con varios spots y el espíritu de la ley lo alienta. El pulpo de la censura debe ser detenido.

    Voy a anular mi voto porque el PRI, el PAN y el PRD cometieron un verdadero atraco contra el Instituto Federal Electoral. La decapitación de los consejeros, sin causa que lo justificara, fue un ajuste de cuentas. No les importó vulnerar la autonomía del IFE ni restarle credibilidad. La contrarreforma de 2007 constituye un paso atrás y atenta contra las instituciones y los principios democráticos.

    Voy a anular mi voto porque el nombramiento de los nuevos consejeros fue un atraco aún mayor. Todos llevan el sello de un partido, son personajes de medio pelo, y entraron en funciones con una advertencia muy clara: deben abstenerse de lastimar a los partidos, porque de hacerlo correrán la misma suerte que el anterior Consejo Electoral. La espada de Damocles pende sobre la cabeza de cada uno y en especial del consejero presidente, que puede reelegirse. ¿Qué se puede esperar de un árbitro que los partidos pueden emplear y despedir a voluntad?

    Voy a anular mi voto porque ni el PAN ni el PRI ni el PRD, para no mencionar al presidente de la República, han hecho un mea culpa. Se niegan a reconocer, primero, que la contrarreforma de 2007 es ya un completo y absoluto fracaso. Segundo, no se hacen cargo de las violaciones flagrantes a la libertad de expresión y de información.

    Voy a anular mi voto porque todos los partidos, pero en particular los tres grandes, nos están dando atole con el dedo. Agustín Carstens reconoció hace unas semanas que las finanzas públicas tienen un boquete de 400 mil millones de pesos. Consecuentemente, la primera medida de la nueva legislatura será operar una nueva “reforma fiscal”. ¿Cómo? Como siempre: cargándole la mano a los causantes cautivos. Los tres grandes están de acuerdo en lo esencial: viven de nuestros impuestos y no están dispuestos a reducir su tren de vida. Los paganos seremos, como siempre, los ciudadanos.

    Voy a anular mi voto porque los partidos han hecho del consenso la piedra de toque de la democracia. El debate y la confrontación de ideas y programas están ausentes. Por eso vimos al presidente de la República festejar una reforma energética, con sello perredista, que no aborda ni resuelve los problemas. En la noche del consenso todos los partidos son pardos. Al final del día, los diputados del PRI o del PAN terminan confundidos con los del PRD.

    Voy a anular mi voto porque el fracaso de la contrarreforma del 2007 obligará a una nueva reforma electoral. La agenda de la misma no debe quedar en manos de una clase política mediocre, timorata, irresponsable y baquetona. La anulación del voto puede y debe ser el primer paso de un movimiento ciudadano que presione y obligue a la partidocracia a rectificar. Si el cambio no viene de abajo, no vendrá de ninguna parte.

    [Reply]

  4. Vota Independiente

    > De:: Vota Independiente
    > Asunto: Yo NO me siento representado
    > A: “Vota Independiente”
    > Fecha: viernes 3 de julio de 2009, 19:45
    >
    >
    >
    > Yo NO me siento representado por los políticos actuales.
    > Sus plataformas y propuestas y NO me convencen. No me convence que
    > después de la elección se OLVIDEN de nosotros los ciudadanos. NO me
    > convence que diputados van y vienen y únicamente voltean a ver a sus
    > CÚPULAS partidistas y no a los ciudadanos que los pusimos ahí.
    >
    >
    >
    > He decidido que NO votaré por ningún candidato a diputado. En mi
    > boleta para diputados federales votaré en el cuadro en blanco que dice
    > “candidatos no registrados”. Voy a escribir ahí el nombre completo de
    > la persona que quiera que me represente. No importa el nombre que
    > pongamos (tu papá, tu profesor, tu mejor amigo, TU PROPIO NOMBRE).
    > Todos los votos por candidatos no registrados se SUMAN, pues el IFE
    > tiene la OBLIGACIÓN de contarlos.
    >
    >
    >
    > Hay varias maneras de protestar este 5 de julio (abstenerse, anular
    > tu voto, dejar la boleta en blanco y VOTAR INDEPENDIENTE). Creo que
    > como ciudadano responsable no se vale abstenerse de votar. Las urnas
    > son la ÚNICA vía de expresión que nos queda. Creo que votar
    > INDEPENDIENTE es una PROTESTA con PROPUESTA. Es un mensaje CLARO hacia
    > los políticos sobre nuestro descontento: queremos a alguien mas en las
    > boletas.
    >
    >
    >
    > Con medidas como (i) reducir el presupuesto de los partidos, (ii)
    > permitir la reelección legislativa y municipal para castigar o premiar
    > a nuestros gobernantes, y
    > (iii) permitir las CANDIDATURAS INDEPENDIENTES sin partido, nuestra
    > democracia se fortalecerá y los ciudadanos tendremos más poder en las
    > decisiones políticas del país.
    >
    >
    >
    >
    > Para demostrar que quiero una mejor democracia y un mejor país, para
    > que mi voto CUENTE…YO VOY A VOTAR INDEPENDIENTE.
    >
    >
    >
    > Si esta idea te convence, por favor reenvía este mensaje a tus
    > contactos, entre mas seamos, mas fuerte se escuchará nuestra voz!
    >
    >
    >
    > Haz click aquí
    > para ver cómo se vota independiente.

    [Reply]

  5. davo

    estoy de acuerdo, yo estoy fastidiado de tanta infrmacion basura que no sirve de nada solo gastar dinero a la pen…. tonto, tambien es sabido quien va a ganar ya no se oculta nada, y ahora se vota por el partido. estoy de acuerdo en el voto blanco

    [Reply]

  6. Roberto

    Me parece lo peor de lo peor echar a perder un voto.
    ¿Cuántos años, décadas o lustros serían necesarios para que el voto blanco gane? ¿Para que haya un ganador de elección que no pertenezca a ningún partido político?

    Me parece que es una “jalada” de algún partido polítco chafa que al no ganar está tratando de perder a la gente, de confundirla.

    Tampoco me gusta opinar sobre política pero sería muy tonto de mi parte echar a perder mi voto por eso me he estado informando acerca de los candidatos y lo que prometen. Me queda claro que todos prometen las perlas de la virgen y cuando ganan tardan meses para empaparse de la verdadera realidad del país, luego otro tanto de meses en planear las mejores estrategias a seguir y por último cuando ya deben actuar y echar a volar los planes comienzan las nuevas campañas y todo se echa a perder.

    Los problemas son grandes en México y los tiempos de quienes asumen los puestos en el gobierno son cortos, es el sistema lo que está mal, los Mexicanos estamos tan acostumbrados a que Papá Gobierno nos resuelva todo y nada sucederá por que es necesario renovarse en todo, en leyes, en una nueva constitución, en nuevas formas basadas en un plan de nación que comiencen unos y tengan continuidad por quienes sigan al frente.

    En fin, mi voto no será blanco y tendrá un color.

    Saludos

    [Reply]

Deja un comentario